El Black Friday, ese último viernes del mes de noviembre que muchos esperan con ganas para poder comprar esos productos que durante el resto del año no se ven capaces de adquirir por su alto precio.

Comprar cualquier cosa en el Black Friday es conseguir una auténtica ganga

Es así, el Black Friday es aquel momento del año en el que los compradores pueden por fin olvidarse del molesto IVA y comprar lo que siempre han querido por un precio muy bajo.

De entre los productos que más se venden, encabezan el listado los dispositivos electrónicos, especialmente los teléfonos móviles. No en vano, un teléfono móvil que cuesta normalmente 600€ tiene una reducción de 120€, por lo que pasa a costar 480€. Un gran ahorro para los amantes de la tecnología. Detrás de los teléfonos móviles se encontrarían los ordenadores, los drones y las videoconsolas.

En segundo lugar se encontrarían los productos para el hogar; neveras, lavadoras, sofás, muebles de salón… Los descuentos en estos productos son tan importantes, en algunos casos alcanzan el 50%, que el Black Friday se convierte en el día favorito de los compradores para redecorar sus hogares con muy poco dinero.

El Black Friday, ese último viernes del mes de noviembre que muchos esperan con ganas para poder comprar esos productos que durante el resto del año no se ven capaces de adquirir por su alto precio. Comprar cualquier cosa en el Black Friday es conseguir una auténtica ganga Es así, el Black Friday es aquel momento del año en el que los compradores pueden por fin olvidarse del molesto IVA y comprar lo que siempre han querido por un precio muy bajo. De entre los productos que más se venden, encabezan el listado los dispositivos electrónicos, especialmente los teléfonos móviles. No en vano, un teléfono móvil que cuesta normalmente 600€ tiene una reducción de 120€, por lo que pasa a costar 480€. Un gran ahorro para los amantes de la tecnología. Detrás de los teléfonos móviles se encontrarían los ordenadores, los drones y las videoconsolas. En segundo lugar se encontrarían los productos para el hogar; neveras, lavadoras, sofás, muebles de salón… Los descuentos en estos productos son tan importantes, en algunos casos alcanzan el 50%, que el Black Friday se convierte en el día favorito de los compradores para redecorar sus hogares con muy poco dinero. Ocupando el tercer puesto estarían los productos de ocio. Estas fechas son el momento favorito de las empresas para jugar un poco con la idea de los compradores de “nos ahorramos el IVA”, pero con ofertas un tanto diferentes; 2x1 en películas, 4x30 en películas de un determinado estudio cinematográfico o reducen el precio de los discos de música para venderlos en packs de 20 euros. No obstante, ¿qué pasa con los libros? Desgraciadamente los amantes de la lectura no ven con muy buenos ojos estas fechas. La razón está clara: la ley prohíbe que un libro tenga un descuento superior al 5%, contando fechas señaladas como el día del libro donde se hace un 5% de descuento extra. Por ello, en este día mantienen su precio intacto. No ocurre lo mismo, sin embargo, con el formato digital. Los libros digitales si que obtienen descuentos importantes, ya que se ahorran el formato físico, resultan mucho más económicos. Y por último, los que ofrecen un descuento mayor son los servicios de Internet y televisión. Es en estas fechas, literalmente, cuando las compañías como Vodafone, Orange o Jazztel hacen su agosto, ya que ofrecen descuentos en la contratación de sus servicios de hasta un 50%. Una gran oportunidad que aprovechan muchos para darse de alta en un servicio o para cambiar de compañía.

Ocupando el tercer puesto estarían los productos de ocio. Estas fechas son el momento favorito de las empresas para jugar un poco con la idea de los compradores de “nos ahorramos el IVA”, pero con ofertas un tanto diferentes; 2×1 en películas, 4×30 en películas de un determinado estudio cinematográfico o reducen el precio de los discos de música para venderlos en packs de 20 euros.

No obstante, ¿qué pasa con los libros? Desgraciadamente los amantes de la lectura no ven con muy buenos ojos estas fechas. La razón está clara: la ley prohíbe que un libro tenga un descuento superior al 5%, contando fechas señaladas como el día del libro donde se hace un 5% de descuento extra. Por ello, en este día mantienen su precio intacto. No ocurre lo mismo, sin embargo, con el formato digital. Los libros digitales si que obtienen descuentos importantes, ya que se ahorran el formato físico, resultan mucho más económicos.

Y por último, los que ofrecen un descuento mayor son los servicios de Internet y televisión. Es en estas fechas, literalmente, cuando las compañías como Vodafone, Orange o Jazztel hacen su agosto, ya que ofrecen descuentos en la contratación de sus servicios de hasta un 50%. Una gran oportunidad que aprovechan muchos para darse de alta en un servicio o para cambiar de compañía.

Dejar respuesta