Las fotografías siguen siendo el mejor recuerdo que una persona pueda tener de un viaje que realiza a una ciudad nueva. No obstante, lo cierto es que las tendencias han cambiado mucho gracias a un pequeño aparato que se ha convertido en una herramienta indispensable para el 70% de la población española: el teléfono móvil.

Cinco cosas en una

Los jóvenes nunca sabrán lo que era la vida sin móvil cuando se salía de viaje. Tener que cargar con enormes mapas de carreteras discutiendo con el conductor sobre cuál sería la dirección correcta, llevar la cámara de fotos en su funda a todas partes, tener que ir preguntando a la gente como se llegaba a un sitio o en la recepción del hotel cuál era el mejor lugar para comer… o tener que buscar formas de que los niños estuvieran entretenidos durante el viaje.

No, las nuevas generaciones saben que si van a salir de viajes en su teléfono móvil cuentan con la aplicación Google Maps con la que van a poder saber como llegar a su destino en poco tiempo. Y sino, siempre pueden activar la función GPS para que les lleve hasta la ciudad que pretenden visitar. ¿Qué van acompañados de niños? No hay problema, pues desde el móvil pueden conectarse a cualquier plataforma de contenido audiovisual para que puedan ver sus dibujos preferidos y así no molesten durante el viaje.

Aunque alguno lo intente, es inevitable que igual tenga que estar algo pendiente del trabajo, especialmente si se es el jefe. Gracias a la conexión de Internet en su móvil puede conectarse al correo electrónico, a su Facebook o hablar con clientes desde cualquier parte, ya que los modelos más modernos de hoy en día funcionan como si fueran pequeños ordenadores personales.

Claro que los viajes son largos, sobre todo si hay que desplazarse por una ciudad de un lado a otro para buscar el hotel o el lugar al que se quiera llegar para hacer un poco de turismo. Claro que, ¿no tienen todos los móviles la función de escuchar música? Unos cascos de música, darle al play y las caminatas por la calle nunca volverán a ser lo mismo y los viajes ya no serán tan pesados.

Por supuesto que queda la parte más importante de un viaje: las fotografías. ¿Gastarse 2.000 euros mínimo en una cámara de fotos de calidad? ¿Para qué? Eso es algo que haría un fotógrafo experto. Es más, antes estaban las cámaras de fotografía de un solo uso que se venían para los turistas. Pero ahora todo eso ha quedado atrás, gracias a las cámaras de los teléfonos móviles que permiten hacerse fotos en Barcelona, Sevilla, Madrid, Londres… ¡dónde quieras y cuándo quieras!

Este pequeño aparato cuenta con cinco funciones de cinco aparatos distintos en uno, y cada vez son más las funciones que se están incluyendo en los nuevos modelos. ¿A qué más acabarán sustituyendo en un futuro?

Compartir
Artículo anteriorSimon´s Cat llega a Facebook

Dejar respuesta