Un buen número de expertos y abogados piden a las autoridades que se realice un recuento de votos en los estados de Winsconsin, Pennsylvania y Michigan pues sospechan que podrían haberse manipulado, y creen además que podrían haber sido hackers exrtanjeros.

Según el New York Magazine y otros diarios, estos profesionales están redactando un informe para entregarlo a los presidentes de las comisiones del Congresos y autoridades federales.

Hillary Clinton estuvo por delante durante varios meses en estos tres estados y finalmente perdió en Winsconsin y Pennsylvania y seguramente podrá perder en Michigan, que está pendiente del resultado final.

El voto electrónico en el punto de mira

Una de las cuestiones que han suscitado la duda, es que el presidente electo Donald Trump acumuló victorias donde se utilizó el voto electrónico frente a los lugares donde se usaron papeletas de papel, y se cree en que pudo existir algún tipo de interferencia.

Tal fue así, que Hillary Clinton obtuvo un 7% de votos menos donde se utilizaba el sistema de voto electrónico y se estima que podría haber perdido unos treinta mil votos.

A raíz de la publicación de las autoridades de inteligencia de Estados Unidos donde alertaban sobre intrusiones en los sistemas electorales y el robo de mensajes, un buen número de personas especializadas han expresado su preocupación a través de una carta abierta a los líderes del congreso y solicitan a los legisladores que tomen una acción rápida frente a estas posibles interferencias extranjeras.

Según algunos senadores, el robo de mensajes que posteriormente publicó Wikileaks había sido dirigido con toda seguridad por el gobierno ruso.

Aun así, altos cargos del partido de Clinton se muestran reacios a creer que efectivamente pudieran haberse dado ese tipo de irregularidades y el plazo para poder hacer el recuento de nuevo se agota: Pennsylvania (próximo lunes), Michigan (miércoles próximo) y Wisconsin (viernes).

Dejar respuesta