Según el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, la prestación por maternidad no tributa por IRPF y contradice además a la Agencia Tributaria según una reciente sentencia.

Aunque la sentencia no genere jurisprudencia porque solamente afecta al litigio en concreto, sí que abre la puerta a la reclamación de numerosos beneficiarios de la prestación que abona la Seguridad Social.

La sentencia del TSJ de Madrid da la razón a una mujer que solicitó que se le devolvieran 3.135 euros que pagó de IRPF por el pago de la prestación durante el tiempo que estuvo de baja maternal que ascendió a 11.679 euros.

Cómo tendría que solicitarse la devolución

Solamente los contribuyentes que hubieran percibido prestaciones por maternidad a partir de enero de 2012 serían quienes podrían solicitar la devolución, ya que los plazos de prescripción no permitirían su presentación.

En primer lugar, deben solicitar a la AEAT una rectificación de autoliquidación del IRPF pidiendo la devolución de lo que han tributado por la prestación.

Con toda probabilidad, la Agencia Tributaria denegaría la solicitud y por tanto después habría que dirigirse al Tribunal Económico Administrativo y finalmente al Tribunal Superior de Justicia de la comunidad autónoma donde el contribuyente residiera.

Hay que tener en cuenta, que esta devolución no se efectuaría de un día para otro, sino que para ello sería necesario pasar por estas tres fases que suelen dilatarse bastante en el tiempo.

Prueba de ello es que la sentencia del TSJ de Madrid ha resuelto una rectificación de autoliquidación que data del año 2014.

Aun así, es conveniente que quienes próximamente vayan a cobrar la prestación por maternidad o al estén cobrando, tributen por la prestación y posteriormente soliciten la devolución a través de los cauces descritos.

Dejar respuesta