El Ministerio de Hacienda ha detectado profesionales del mundo del fútbol realizando apuestas y vulnerando la ley, pues según la Ley 13/2011 de regulación del juego, estos profesionales tienen prohibida su participación como apostadores, pues tienen una situación privilegiada con respecto a otros participantes.

Y así lo ha hecho saber la Dirección general del Ordenación del Juego, a través del envío de cartas a los presidentes de las federaciones territoriales para que comuniquen a los clubes cuáles pueden ser las consecuencias a las que se enfrentan quienes cometen estas infracciones.

En el escrito también se señala que el delito de fraude deportivo tipificado en el Código penal, no solamente protege el juego limpio en el entorno deportivo, sino que se extiende al mundo de las apuestas.

Los deportistas, entrenadores o participantes directos de un acontecimiento deportivo tienen prohibido apostar sobre el mismo, así como los directivos de las entidades participantes. El objetivo es poder garantizar la limpieza de las apuestas y evitar que participen quienes se colocan en una posición privilegiada frente al resto.

Las sanciones aplicadas por el incumplimiento de la ley podrían llegar a los cien mil euros,a demás de los procedimientos sancionadores oportunos.

Los mecanismos de control de Hacienda

Las casas de apuestas, como el resto de las empresas, facilitan información a Hacienda en relación a los pagos que efectúan y las liquidaciones que llevan a cabo, y esta información es clave a la hora de detectar presuntas infracciones.

Además, los contribuyentes también ofrece información relevante en las declaraciones que efectúan a la Agencia Tributaria y los beneficios que se obtienen por las apuestas tienen que declararse como ganancias sujetas a retención dependiendo de las cantidades obtenidas.

Las apuestas son hoy en día una gran preocupación para organizaciones deportivas pues están directamente conectadas con el amaño de partidos.

Dejar respuesta