El Institut Català de la Salut ICS indemnizará con 25.000 euros al hijo de una paciente que falleció a causa de una neoplasia de recto de diez centímetros en fase IV, un cáncer en estado avanzado que no supieron diagnosticar correctamente hasta dos días antes de la muerte de la paciente.

La mujer de 81 años necesitó hasta diez visitas para que pudieran diagnosticarle el cáncer que sufría, nueve meses después de que acudiera por primera vez al CAP con dolor anal punzante y malestar abdominal.

La Audiencia de Barcelona ha censurado la atención prestada y señala que no hay justificación alguna para que se programase una colonoscopia a nueve meses vista a pesar de que la paciente acudió en numerosas ocasiones aquejada de dolores.

La paciente acudió por primera vez al CAP en Junio de 2011

La paciente R.V.M de 81 años de edad, acudía por primera vez al Centro de Atención Primaria por las molestias que sufría y el médico le diagnosticó unas hemorroides. Pasado un mes, volvió de nuevo a la consulta porque sus síntomas se habían agravado y además tenía pérdidas de sangre. En ese momento, el facultativo decidió cursar un volante para realizarle una colonoscopia que programaron a nueve meses vista, es decir, en abril de 2012.

La paciente seguía empeorando y volvió de nuevo a su médico que indicó en su historial que había acudido “por los males de siempre”. Le recetó unos analgésicos y laxantes que no calmaron a la mujer que tuvo que ser atendida de urgencias en su domicilio un mes después.

Y así continuó R.V.M sus numerosas consultas, incluyendo las urgencias del Hospital Vall d’Hebrón, con pérdida de peso, un estreñimiento importante, sensación de ocupación anal y dolores insoportables.

Al final, en uno de los ingresos hospitalarios, se le detectó el cáncer colonorectal en estado avanzado a través de un TAC, un diagnostico que llegaba días antes del fallecimiento de la paciente.

La Audiencia ha reconocido además la inadecuada atención sanitaria que hizo que las posibilidades de tratamiento se redujeran considerablemente.

Dejar respuesta