Una mujer ha sido detenida por la Guardia Civil acusada de actuar como vientre de alquiler y vender la recién nacida por 10.000 euros a dos hombres residentes en Almería. La mujer se habría sometido a una inseminación artificial en Málaga tras acordar con la pareja cederle después el bebé después de nacer.

La recién nacida se encuentra actualmente tutelada por la Junta de Andalucía y los detenidos han pasado a disposición judicial en el Juzgado de Instrucción nº 3 de Arcos de la Frontera. El juez ha solicitado que se realicen las pruebas de paternidad a uno de los detenidos y le ha retirado la patria potestad a la madre.

La madre informó a los Servicios Sociales que el bebé había nacido muerto

La madre visitó los servicios sociales tras el alumbramiento y les comunicó que el bebé había nacido muerto y había donado el cuerpo a la ciencia, según informaron a la Guardia Civil, que tras haber tenido conocimiento de esta afirmación, solicitaron al hospital los informes que acreditaran el fallecimiento.

El hospital confirmó que la niña había nacido sana y que se marchó de alta con la madre dos días después del nacimiento. Los dos detenidos se habrían desplazado para coger a la niña y además habrían acordado con la madre verse unos días después en el Registro Civil de Almería donde firmarían un documento notarial que notificara la cesión de la tutela de la recién nacida al padre.

Al parecer la pareja habría contactado con la madre y con varias jóvenes para que se inseminaran a cambio de dinero y cederles el bebé una vez naciera.

La Guardia Civil pudo comprobar en la declaración de la madre que se había puesto de acuerdo con la pareja acerca de lo que tenían que declarar donde por supuesto negaron que existiera una contraprestación económica una vez le cediera a la niña.

Dejar respuesta