Kraftar es el queso azul noruego que ha dejado asombrado a más de 260 catadores que componían el jurado del 29º World Cheese Adwars celebrado en San Sebastián y se ha convertido en el mejor queso del mundo 2016.

Concretamente fueron 266 catadores de 26 países organizados en equipos de cuatro catadores. Cada equipo valoró 46 piezas y designó un favorito.

Tras la cata de todas las 3.061 piezas, quedaron únicamente 15 favoritos que volvieron a probar de nuevo y Kraftkar se hizo finalmente con la mayor puntuación.

Es la primera vez que un queso noruego entra en el palmarés de los mejores de mundo y además ha sido todo un descubrimiento, pues hasta ahora este artesano era un desconocido y acabó asombrando a todos con Kraftkar.

Kraftkar, el queso azul noruego

Según el jurado, este queso azul sobrepasa otros azules que habían ganado en años anteriores, y se configura como el campeón de campeones, el mejor de toda la historia.

Kraftkar un queso de color amarillo, está compuesto por leche de vaca pasteurizada y ha tenido un año de maduración en cava. Además tiene vetas de color azul con moho bien distribuidas y solidificadas. Su textura es sedosa y con pequeños cristales crujientes. Además no es amargo ni salado y su sabor es tirando a dulce.

Queso ganador Kraftkar. Fte. Capel
Queso ganador Kraftkar. Fte. Capel

La pieza ganadora pesaba 700 gramos y según los expertos su textura es formidable y además es crujiente.

Guunar Waagen recogía el premio el pasado 17 de noviembre de 2016, uno de los representantes de la quesería ganadora Hanen, situada en Tingvoll en Noruega, donde se elabora el queso ganador de forma artesanal.

Los finalistas del World Cheese Awards 2016

Por detrás de Kraftkar, y en segundo lugar han quedado dos quesos españoles: Cala Blanca de Menorca y Cremositos de Zújar. En tercera posición empataron el queso gaditano Oveja Grazalameña de la Quesería “El bosqueño” y el italiano Gorgonzola Doce.

Dejar respuesta