Rita Barberá, actual senadora y ex alcaldesa de Valencia, ha fallecido esta mañana a causa de un infarto que ha sufrido en el hotel Villa Real de Madrid. Aunque la atendieron los servicios del Summa, no pudieron reanimarla.

Según el 112, la llamada de emergencia se producía sobre las siete de la mañana, momento en el que acudieron los médicos para atenderla. La senadora se encontraba en parada cardio respiratoria cuando llegaron los facultativos y tras media hora practicándole maniobras de reanimación, finalmente se confirmaba su muerte.

La imputación de Barberá

Rita Barberá, de 68 años de edad, estaba atravesando un momento de máxima tensión tras haber sido imputada por un presunto delito de blanqueo de capitales llevado a cabo por el PP en el Ayuntamiento valenciano mientras ella lo presidió y que guarda relación con el caso Imelsa.

El pasado lunes acudió a declarar al Tribunal Supremo ante el magistrado de la Sala II Conde-Pumpido, donde únicamente reconoció haber entregado 1.000 euros al partido en dos billetes de 500 para la campaña del PP de 2015 y negó conocer temas de financiación irregular ni tampoco las famosas operaciones del “pitufeo”.

Tras la imputación de la ex alcaldesa, el PP la instó a darse de baja del partido y finalmente lo hizo, después de haber militado durante cuarenta años. A pesar de ello, mantuvo su condición de senadora, lo que le permitió el aforamiento ante el Tribunal Supremo a diferencia de los demás imputados.

Esta mañana se han presentado en el hotel Villa Real donde fallecía la senadora, el ministro del Interior Juan Ignacio Zoido y el diputado del partido popular Rafael Merino.

Durante el pleno del Congreso que se celebrará en el día de hoy, se guardará un minuto de silencio en memoria de quien fue la alcaldesa de Valencia desde 1991 hasta el 2005 y diputada en las Cortes valencianas durante más de treinta años.

 

Dejar respuesta